El Ministerio Público solicitó la captura internacional del brasileño sospechoso del asesinato de una adolescente en un motel de Ciudad del Este.

La fiscala Carolina Rosa Gadea pidió la captura internacional del brasileño Leandro Alves Da Costa, de 33 años, sindicado de asesinar brutalmente a una adolescente de 15 años en una habitación del motel Cataratas de Ciudad del Este, Departamento de Alto Paraná.

El extranjero se encuentra prófugo y declarado en rebeldía por el Juzgado de Garantías, a cargo del magistrado Carlos Vera Ruíz.

Según su descripción física, tendría 1,90 de estatura, 70 kilos aproximadamente, de contextura robusta y ojos castaños, cabello liso castaño, piel blanca y presenta deformidad en uno de los brazos.

El hombre nació el 18 de enero de 1989, en la ciudad de Goiania, estado de Goiás, Brasil, y es hijo de Lionor Alves da Fonte y María Da Costa e Silva.

El brasileño se desempeña como fotógrafo y su último domicilio está registrado en la ruta S-7, complemento QD. 12, LT 13, sector Morada Do Morro, de la ciudad de Senador Canedo, del estado de Goiás.

Una vez capturado el presunto homicida, se procederá a ratificar la presente requisitoria juntamente con los documentos justificativos y formalizadores pertinentes, a través de la vía diplomática correspondiente.

Esto, considerando que el Brasil no extradita a sus connacionales y Leandro Alves Da Costa, una vez detenido en cualquier parte del mundo, deberá ser juzgado por la Justicia brasileña.

Antecedentes

El crimen ocurrió entre las 10:00 y 18:00 horas del 3 de noviembre del 2022, en la habitación número 28 del motel Cataratas, ubicado en la avenida Monseñor Rodríguez, de la capital del Departamento de Alto Paraná, resultando víctima fatal una adolescente de 15 años.

Previamente, el brasileño utilizó un servicio de Bolt para ir hasta el kilómetro 8 Acaray del barrio San Juan a buscar a la menor, quien trabajaba en una casa de citas. Luego, se dirigieron al motel en cuestión, donde ingresaron en horas de la mañana.

Alrededor de las 18:00 horas, el extranjero solicitó la cuenta y el servicio de un taxi para retirarse del lugar.

Posteriormente, cerca de las 20:00 horas, las encargadas de limpieza encontraron el cuerpo de la chica debajo de la cama y alertaron a las autoridades.

La adolescente murió de «asfixia mecánica» y también presentaba varias heridas superficiales, según el diagnóstico forense.

A partir de allí, los investigadores iniciaron las pesquisas y mediante la filmación del circuito cerrado y declaraciones de testigos pudieron identificar al presunto criminal, quien fue imputado en rebeldía.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter