Guillermo Apestegía Barrientos de 55 años estaba disfrutando con familiares y vecinos un rico asado ayer, cuando en un momento dado, los presentes se dieron cuenta que se estaba quedando sin aire, a causa de un trozo de carne que estaba masticando, en la compañía 15 de agosto de Choré.
Lo llevaron vevépe al hospital pero ya no hubo caso. Los efectivos de la subcomisaría 17 La bNiña fueron alertados y comunicaron el hecho a la fiscal Lilian Ruíz.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter