La víctima, que se encuentra de 4 meses de gestación, le confesó a su abuela que era sometida sexualmente, de manera sistemática, por su padre cada vez que éste la llevaba a su casa.

Mediante un operativo encabezado por la fiscal Stella Maris Ramírez, de la Unidad Especializada en Niñez y Adolescencia, y la Policía Nacional se detuvo a un hombre en Caaguazú, sindicado como el supuesto autor del abuso sexual de su hija, quien se encuentra embarazada de cuatro meses.

El hecho tomó estado público cuando la abuela le preguntó a su nieta sobre su repentino cambio físico al notar que la panza le crecía. La niña le confesó que era sometida sexualmente, en forma sistemática, por su padre en cada ocasión que éste, la llevaba a su casa, y que fue amenazada de no revelar el terrible hecho.

De acuerdo a los datos, la niña quedó bajo la tutela de la abuela, luego de que la madre viajara al exterior, hace como dos años aproximadamente. Desde entonces, el padre posee un régimen de convivencia con la niña, lo que le permite llevarla cada cierto tiempo a su vivienda.

Esa oportunidad fue aprovechada por el ahora detenido para violarla, hecho que lo venía haciendo desde que ella tenía 11 años, según manifestó la pequeña.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter