Tras quedar aislados por la falta de reparación del puente sobre el río Aquidabán, pobladores indígenas se ingenian para cruzar el cauce hídrico por medio de una tirolesa.

Los pobladores indígenas que quedaron aislados tras la caída de un puente de madera sobre el río Aquidabán, en zona del cerro Sarambí, de Yby Yaú, en el Departamento de Concepción y límite con Amambay, arriesgan sus vidas cruzando el cauce hídrico mediante una tirolesa.

Se trata de un puente de inversión privada que une a la comunidad de cerro Sarambí con establecimientos ganaderos y la comunidad indígena Sati de Amambay, informaron a través de NPY.

Son los ganaderos de la zona quienes deben reparar la estructura, que se derrumbó el pasado 28 de octubre tras el paso de un camión de gran porte. Esto, pese a que la estructura no estaba preparada para soportar el peso de rodados pesados.

Desde el derrumbe, los nativos colocaron un alambre o cuerda en forma de tirolesa, por la cual cruzan peligrosamente colgados todos los días, a fin de seguir realizando sus actividades esenciales de compras y trabajo.

En el 2020, un camión de gran porte había caído también al río Aquidabán, pero al intentar cruzar el puente Paso Horqueta, en Concepción, dejando la infraestructura sin baranda de seguridad en unos 15 metros aproximadamente.

Ante la desidia del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, la reparación del puente duró más de dos años y representó un gran peligro para los transeúntes y automovilistas.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter