Las familias que se dedican a la producción de la yerba mate en la zona, cuentan con  el asesoramiento técnico de los profesionales técnicos de la Deag, con oficina en esta localidad.  

Francisco Rojas, jefe técnico de la oficina local de la Deag, indicó que en este momento cuentan con unas 5.000 plantitas de la yerba, que irán distribuyendo a los interesados para variar con el rubro tradicional de alimentos y de rentas.

La familia de los Villalba, ubicada en la comunidad rural de  Mbutuy mi, distante unos 3 kilómetros del casco urbano de la ciudad, cuentan con unas 600 plantas de la yerba, cultivado y producido totalmente al natural, quienes periódicamente comercializan en la zona con buena aceptación, y en mayor cantidad con los peones de los establecimientos ganaderos ubicados en los alrededores.

Los integrantes de esta familia, desde hace 3 años se están dedicando a este rubro de rentas. Realizan el proceso hasta llegar a la yerba mate propiamente dicha, que abarca desde la cosecha en la chacra, el secado , hasta convertirlo en el famoso mborobire que pasa por la “barbacuá” alimentado por la brasa producida por la quema de las leñas y su posterior molienda y conversión a la yerba conseguida en forma artesanal.

 

 

Próximo paso la certificación por el INTN

 

Francisco Rojas, jefe técnico de la Deag zonal, indicó que el próximo paso será constituirse hasta el Instituto Nacional de Tecnología y Normalización (INTN), de manera a verificar la calidad de la producción y salir ya certificada con un sello para otros mercados, indicó Rojas.

De 100 kilos de hojas extraídas de las plantas, luego del proceso obtienen en el lugar entre 30 a 35 kilos de la yerba, para su comercialización y consumición.

 

 

 

 

 

 

(Por: Néstor Ojeda Mendoza)

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter