Pablo Vera, interventor de la Gobernación de Guairá designado por el Presidente de la República Mario Abdo Benítez está imputado producción mediata de documentos públicos de contenido falso. El mismo estaría dirigido para perjudicar al Gobernador Juan Carlos Vera quien desde que se pasó a Honor Colorado es perseguido por oficialistas.

Desde le viernes el interventor Pablo Adriano Vera Insaurralde (49) se instaló en la Gobernación, el mismo en el 2017 fue imputado por el delito de producción mediata de documentos públicos de contenido falso. La causa se tramita en el Juzgado Penal de Garantías de San Lorenzo, y actualmente cuenta con un sobreseimiento provisional.

Pablo Vera afronta una causa por falsificación de documentos y además cuenta con prohibición para operar cuentas corrientes por haber emitido cheques sin fondos, por lo que no puede firmar.

Lo llamativo es que una persona con estos antecedentes haya sido designado en una tarea tan importante como es una intervención y no se espera que sus acciones sean trasparentes ya que es de público conocimiento que el Gobernador del Guairá está siendo víctima de una persecución política.

SANCIONADO POR EMITIR CHEQUES SIN FONDO 

Vera anteriormente fue denunciado por  falsificación de documentos y uso de documentos falsos. Fue sancionado por el sistema bancario por haber emitido cheques sin fondo por lo que no puede firmar cheques u otros documentos, mientras ejerce su función como interventor, por lo que alguien de su equipo se encargará de las transferencias y pagos de la Gobernación.

En la actualidad, todavía no se levantó oficialmente la prohibición de operar cuentas corrientes que pesa sobre él. Se trata de una sanción administrativa impuesta por el Banco Visión, debido a que rebotaron sus cheques. Al final serán otras personas que tendrán que firmar todos los tramites ante los bancos.

 

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter