La víctima dijo que de camino a la despensa la raptaron unos seis hombres y la llevaron en un sitio descampado para abusar de ella.

La denunciante comentó a su mamá que entre las 19.00 y 19.30 aproximadamente se dirigió a la despensa del barrio para realizar unas compras, pero fue abordada por el grupo de desconocidos que la obligó a subir a bordo de un vehículo.Refiere que le colocaron una capucha para evitar que observara el rostro de sus victimarios. Declaró que fue llevada hasta un lugar despoblado y en ese sitio fue sometida sexualmente. Cerca de las 20.00 fue abandonada de vuelta en el mismo lugar donde habría sido raptada.Los desconocidos huyeron, según el relato de la adolescente, quien fue luego a su casa. Su madre, a la vuelta de su trabajo, llegó hasta la vivienda y su hija le reveló lo sucedido. Acudieron luego hasta el Hospital Acosta Ñu. Allí comentaron la situación a los médicos, quienes les pidieron que formulen la denuncia en la comisaría. Madre e hija se trasladaron hasta la sede policial de la 31 de Reducto, donde comunicaron a las autoridades lo que había ocurrido, según la versión de la víctima.

La denunciante quedó internada en el centro asistencial, a donde acudió ayer la comitiva fiscal encabezada por la fiscala Liz Recalde para recabar más datos sobre el caso.

La representante del Ministerio Público manifestó que se tomaron muestras que fueron derivadas al laboratorio forense. Mencionó además que tras la inspección del médico forense se confirmó que hubo coito y que es reciente.

La Policía, por su parte, recorrió el barrio de la menor buscando testigos, por ahora nadie quiere colaborar, según el comisario Silvio Cantero, jefe de la Comisaría 1ª de San Lorenzo.

El agente, sin embargo, contó que cuando fueron a la despensa, a donde supuestamente debía ir la menor, dijeron que no la vieron y que no llegó hasta allí.

Están indagando además el poco tiempo en que actuaron los abusadores y la forma en que la dejaron abandonada en el sitio. Los agentes manifestaron que seguirán buscando testigos del hecho denunciado por la adolescente.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter