La República Islámica de Irán trató a los ministros del Interior y de Inteligencia, Federico González y Esteban Aquino, respectivamente, de sionistas e influenciados por Estados Unidos por indicar que la tripulación del avión iraní es sospechosa de terrorismo. Pidió además tomar medidas para acabar con la difusión de las acusaciones, que podrían afectar el relacionamiento entre Teherán y Asunción.

“Algunos funcionarios de la República del Paraguay, entre ellos el excelentísimo ministro del Interior,Federico González, y el ministro de Inteligencia, Esteban Aquino, en una literatura marcada por la influencia antiiraní de las autoridades estadounidenses y del régimen sionistas plantearon unas acusaciones vanas e infundadas contra los tripulantes iraníes de esa aeronave”, reza parte del documento de la Embajada de la República Islámica de Irán en Montevideo de fecha 23 de junio que remitió a la Embajada de Paraguay en dicha ciudad.

Además, exige que se tomen medidas para evitar se siga vinculando a la tripulación de iraníes con el terrorismo, pues esto podría afectar el relacionamiento diplomático, amenazabde manera sutil en el documento

“Expresa su profunda denuncia y malestar por dichas declaraciones y espera que medidas necesarias se adopten a fin de acabar con la difusión de acusaciones e impedir que las decisiones no constructivas repercutan entre las relaciones de Teherán y Asunción”, indica en otra parte del documento.
El avión Emtrasur, de procedencia iraní pero que estaba operando bajo bandera de Venezuela, está siendo administrado por dos empresas que tienen varias sanciones porque utilizan las aeronaves para apoyar programas militares secretos con acciones bélicas.
Además, se supo que los iraníes de la tripulación no solamente están formados en aviación sino también en inteligencia y contrainteligencia, por lo cual fueron retenidos en Argentina a principios de junio y posteriormente se filtró que el mismo avión estuvo en nuestro país entre el 13 y el 15 de mayo para llevar una carga de cigarrillos de la Empresa Tabesa, propiedad del expresidente Horacio Cartes.

Es más, la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) autorizó el aterrizaje el 5 de mayo en el aeropuerto Guaraní de Alto Paraná. La tripulación estuvo en un hotel de Ciudad del Este e incluso tuvo custodia policial desde la terminal aérea hasta el hotel.

“Expresa su profunda denuncia y malestar por dichas declaraciones y espera que medidas necesarias se adopten a fin de acabar con la difusión de acusaciones e impedir que las decisiones no constructivas repercutan entre las relaciones de Teherán y Asunción”, indica en otra parte del documento.
El avión Emtrasur, de procedencia iraní pero que estaba operando bajo bandera de Venezuela, está siendo administrado por dos empresas que tienen varias sanciones porque utilizan las aeronaves para apoyar programas militares secretos con acciones bélicas.
Además, se supo que los iraníes de la tripulación no solamente están formados en aviación sino también en inteligencia y contrainteligencia, por lo cual fueron retenidos en Argentina a principios de junio y posteriormente se filtró que el mismo avión estuvo en nuestro país entre el 13 y el 15 de mayo para llevar una carga de cigarrillos de la Empresa Tabesa, propiedad del expresidente Horacio Cartes.

Es más, la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) autorizó el aterrizaje el 5 de mayo en el aeropuerto Guaraní de Alto Paraná. La tripulación estuvo en un hotel de Ciudad del Este e incluso tuvo custodia policial desde la terminal aérea hasta el hotel.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter