Esta situación hace que las bolsas de basuras se amontonan en las principales calles, mercados, comercios, sanatorios, frente a los hogares de los barrios, generándose una pésima imagen de esta capital departamental, incluso con el peligro de afectar -poco a poco- la salud de la población.

El problema empeoró luego de la rescisión del contrato de parte de la Municipalidad ovetense, con dicha firma, por incumplimientos de varios puntos del acuerdo en que llegaron para que Aseo Urbano realice la tarea de tirar y depositar la basura en esta comunidad.

Dicha empresa, ganadora de la licitación, comenzó mintiendo en esta historia, teniendo en cuenta que del llamado solo podían participar aquellas firmas con un vertedero propio. Sin embargo, Aseo Urbano solo contaba con un terreno que hizo figurar como ´´vertedero´´ mintiendo a las autoridades y a la ciudadanía en general.

Luego se realizaron los aumentos correspondientes en la tarifa por la recolección. Para los domicilios particulares, por dar ejemplo, de 25.000 guaraníes subieron a 28.500 Gs., situación que ya comenzó a molestar a los usuarios.

Sin embargo, el mes pasado aparecieron las facturas de Aseo Urbano con un aumento que colmó la paciencia de la ciudadanía. Aquellos hogares que pagaban 28 mil tenían que abonar en adelante la suma de 32.800 guaraníes, y sucesivamente en las diferentes categorías de la recolección.

INTENDENTE MUNICIPAL RESCINDIO CONTRATO Y PIDIO EMERGENCIA AMBIENTAL.

Ante este descomunal y unilateral aumento de la empresa Aseo Urbano, el Intendente Municipal, Dr. Eladio González, en uso de sus atribuciones, decidió rescindir el contrato y solicitó a la Junta Municipal declarar ´´emergencia sanitaria y ambiental´´ en Coronel Oviedo.

Pedido que fue aceptado por los concejales, permitiendo al jefe comunal recurrir a una medida de urgencia para contratar los servicios de otra empresa para la tarea de recoger, tirar, y depositar la basura en el vertedero Municipal.

Pero, Aseo Urbano, recurrió a los estrados judiciales y solicitó una medida cautelar para que la misma siga haciendo ese trabajo. El juez, Luís Fernando Rivarola, hace lugar al pedido y obligó a la Municipalidad local dejar sin efecto el contrato con la empresa ´´Agrícola Alto Paraná S.A´´ para que Aseo Urbano siga cumpliendo esa labor como está estipulada en el contrato.

La comuna decide acatar la orden judicial, pero, llamativamente, los camiones recolectores de Aseo Urbano no salieron para recoger la basura, porque los responsables querían una garantía institucional de parte de la intendencia para sacar a trabajar a los camiones.

Hace dos semanas que se viene tropezando con este problema y generando el apilamiento de las bolsas de basuras por toda la ciudad y hasta en los barrios periféricos de Coronel Oviedo, generándose una pésima imagen de la otra ´´capital del trabajo´´.

ACUSACIONES MUTUAS.

Esta mañana, durante un programa televisivo de canal 19 y radio Coronel Oviedo, el gerente propietario de Aseo Urbano, Cristian Echeverría, y el jefe comunal, Dr. Eladio González, discutieron la situación pero finalmente no llegaron a un acuerdo.

Echeverría se empecina por contar con una garantía de la Municipalidad y el Intendente asegura que ya no es necesario esa garantía y que solo se debe respetar la medida cautelar otorgada por el juez Rivarola, y que Aseo Urbano debe cumplir con su compromiso.

Caso contrario, no está cumpliendo con otro punto del contrato, incluso agravando la situación ambiental y poniendo en peligro la salud de los ovetenses, señaló el Intendente.

La población en general aguarda que este problema sea solucionado en forma inmediata porque amenazan en arrojar sus basuras frente a la empresa Aseo Urbano como también no descartan la posibilidad de tirar en la explanada de la comuna local.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter