La joven que resultó gravemente herida al recibir un impacto de bala a la altura de la cabeza durante un asalto en la ciudad de Ñemby se encuentra estable y consciente en el Hospital de Trauma de Asunción.

El doctor Agustín Saldívar, director del Hospital de Trauma, informó este viernes que la joven Adriana de Jesús Sosa, de 24 años, está consciente, estable, se ubica en tiempo y espacio, y dialoga con su madre de manera coherente.

Sostuvo que la bala ingresó por la zona del pómulo izquierdo y tuvo salida por el costado de la oreja. Sin embargo, el proyectil no afectó el cráneo ni el cerebro.

Además, manifestó que la visión del ojo izquierdo no se vio afectada, pero de igual manera se le realizarán algunos estudios oftalmológicos y una cirugía plástica en ese lado del rostro, informó Telefuturo.

La joven estaba ayudando a su madre, atendiendo un negocio familiar en el barrio Caaguazú, en la ciudad de Ñemby, Departamento Central, para poder costear su carrera universitaria, cuando fue sorprendida por dos motochorros.

De acuerdo con el relato de la madre de la joven, uno de los delincuentes bajó del biciclo y, con arma de fuego en mano, rápidamente fue hacia su hija para despojarle de dos celulares.

La joven no opuso resistencia alguna, entregó sus pertenencias y pidió al atacante que no la dispare. Pese a ello, el delincuente apretó el gatillo y la mujer recibió un disparo a la altura de la cabeza.

Los delincuentes fueron perseguidos, pero lograron darse a la fuga. Abandonaron la motocicleta a tres cuadras del lugar del hecho.

La Policía Nacional recolectó imágenes de circuito cerrado de la zona, pero no se tienen mayores novedades de los autores del episodio.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter