El fiscal Silvio Corbeta quien interina a sus colegas recusados en la investigación abierta a Arnaldo Giuzzio por su vínculo con el narcotraficante Marcus Vinicius Espínola señaló que habrían unos 10 vehículos del Ministerio del Interior que fueron reparados de manera directa por la empresa Black Eagle-Ombu SA propiedad del brasileño hoy preso en Brasil.

En el informe que se pidió al Ministerio del Interior sobre el mantenimiento de la flota de vehículos de la institución durante la administración del proceso Arnaldo Giuzzio y que saltó que varios rodados fueron reparados por la empresa del jefe narco.

“La sospecha es que serían entre siete y diez (vehículos) que también habrían sido reparados de forma directa”, dijo el fiscal Silvio Corbeta en una entrevista dada a la radio El Observador.

Corbeta recordó que la imputación por cohecho pasivo agravado contra Giuzzio se fundamentó en que el entonces ministro había usado gastos reservados de la Cartera de Estado para la reparación de vehículos y favoreció sin licitación previa a la empresa de su amigo el narco Marcus Vinicius.

A parte de estos favores el brasileño estaba bien encaminado para ganar una millonaria licitación para proveer al Ministerio del Interior de vehículos blindados y chalecos antibalas.

Es más, el narcotraficante le prestó a Giuzzio una camioneta para que vaya de vacaciones con su familia al Brasil, lo que dejó al descubierto el grado de amistad que existía entre el ex ministro y el jefe narco.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter