“A lo mejor cometí la torpeza de gritarle que vaya a trabajar y después reaccionar, por eso  vino a tirarse sobre el capó, para decir que yo la atropellé. Soy una persona robusta y me defendí, en ese momento no supe si era hombre o mujer esta persona”, relató el juez electoral Pedro Ricardo Arias, en un contacto telefónico con ABC Color.

El magistrado reconoce plenamente los hechos, manifestó que hubiera querido evitarlos, pero cuando esta mujer se acercó y le rompió los anteojos estando él al volante, admite que reaccionó “como cualquier ser humano”.

Mencionó que la mujer que lo atacó estaba drogada, y contó que posteriormente también se acercaron otros limpiavidrios a atacarlo, por lo que golpeó además a otra persona.

“Si estás en tu automóvil y te vienen a romper los anteojos en la cara, te derraman agua sucia, ¿cómo vas a reaccionar?”, se preguntó el juez, quien contó que la mujer lo denunció y él también la denunció a ella, y ahora dejó la situación en manos de su abogado.

“Le golpeé, sí, reconozco, se cayó, se arrastró y me pegó”, dijo el juez, pero añadió que tampoco iba a permitir que lo hieran, ya que otro limpiavidrios tenía incluso un puñal.

“Entiendo que el caso tiene más repercusión por mi condición de magistrado, y yo entiendo que vende más que sea yo quien haya agredido, y encima siendo mujer, pero yo no era, iba a ser otro”, expresó finalmente el juez.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter