La jueza Cinthia Garcete Urunaga sobreseyó definitivamente de un proceso penal a dos policías denunciados de supuestamente extorsionar a un turista brasileño. Mientras, el fiscal Sergio Irán Villalba retiró la acusación contra otros dos agentes imputados en la misma causa.
Los policías favorecidos por la jueza Urunaga son los suboficiales Armando Sanabria Gauto y Adolfo Concepción Fernández, que se encuentran libres pese a que fueron reconocidos por la víctima Guillermo Silva Bueno como los autores del delito. El fiscal Villalba no apeló la decisión de la magistrada.
El 15 de agosto de 2018, el turista extranjero Silva Bueno fue conducido por un guía turístico a una tienda situada en el Shopping Hwu de Ciudad del Este para realizar compras.
Tras comprar un lote de celulares por 10.000 reales, el turista salió del local y fue interceptado por los agentes de la
Comisaría 1ª que estaban en un vehículo particular.
Silva Bueno fue llevada hasta la comisaría y se le quitó su ropa para despojarle de 2.500 reales, unos G. 3.250.000 al cambio actual.

El turista permaneció varias horas en la sede policial y solo fue liberado luego de mencionar que era hijo de un agente de la Policía Federal de Brasil.
Los agentes policiales le intimaron a que regrese de inmediato a su país, pero el extranjero comentó el caso a cambistas que le recomendaron acudir a denunciar el despojo en el extinto diario Vanguardia, desde cuya sede se trasladó hasta la Fiscalía para presentar la queja formal.
El juez Carlos Vera y la fiscal Estela Marys Ramírez allanaron la comisaría e incautaron como evidencia G. 7.800.000, 200 dólares y 200 reales, además del cuaderno de novedades de la sede policial y varios celulares. Ese mismo día, Silva Bueno declaró en el juzgado vía anticipo jurisdiccional de prueba.
La investigación fue concluida por la fiscal Ramírez, quien presentó la acusación contra los agentes denunciados con un pedido de elevación del caso a juicio oral. Pero fue recusada por la defensa y la carpeta fue reasignada al fiscal Villalba.
La jueza Garcete tiene un largo historial de “blanqueo” de acusados. En Ciudad del Este los procesados emplean diferentes maniobras para enviar su expediente a la oficina de la referida magistrada en busca de impunidad.
Una persona de alto perfil beneficiada por la cuestionada jueza es el senador Javier Zacarías Irún (ANR). La magistrada archivó dos denuncias por supuesta usurpación de funciones en la Municipalidad esteña contra Zacarías, antes que el mismo se convirtiera en legislador.
Igualmente, otorgó al parlamentario colorado libertad ambulatoria cuando la Fiscalía requería su prisión preventiva ante el peligro de obstruir nuevamente una investigación de un caso de desvío de G. 3.700 millones de fondos municipales.
Finalmente, la magistrada blanqueó a Zacarías por el millonario desfalco a la Comuna.

La magistrada también impidió la realización de una prueba de ADN para favorecer al seccionalero Elías Bernal Sánchez, denunciado por supuesto abuso infantil.
Igualmente, la jueza excluyó pruebas incriminatorias claves en la causa abierta al diputado Carlos Portillo (PLRA), acusado de tráfico de influencia.
Piden más blanqueo
El comisario Gustavo Adolfo Vera Bertolo y el suboficial Víctor Sanabria Gauto también están procesados en la causa N° 9282/2018 por los ilícitos de cohecho pasivo agravado y privación de libertad, en el caso de Silva Bueno.
Fiscalía acusa a jueza Garcete de extralimitarse en sus funciones para blanquear a ZI

En la audiencia preliminar, el fiscal Villalba llamativamente retiró la acusación contra el comisario Vera Bertolo y Víctor Sanabria.
La jueza Garcete rechazó el planteamiento y remitió el expediente al fiscal adjunto Humberto Rosetti quien deberá revisar el planteamiento del agente Villalba.
Se especula que los policías investigados son protegidos por la banda liderada por el presunto narco Reinaldo Javier Cabaña Santacruz, alias “Cucho”.

En un audio grabado por la Senad, Hugo Martín Ríos, alias “Yacaré”, supuesto socio de “Cucho”, operaba para blanquear a los policías.
“Rodolfo (Adolfo Fernández) quería hablar contigo, me dijo que su jefe de la comisaría 1 (por Vera Bertolo) y ellos fueron metidos por la fiscala (Estela Ramírez). Y ella no quiere plata. Dice les podías ayudar a alivianar su causa”, decía “Yacaré” a “Cucho”.
La conversación entre los presuntos narcos sugiere que habría ofrecimiento de dinero para la impunidad de los agentes.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter