Señalo que este lunes se estaría determinado qué tipo de cianobacterias son las que registraron el florecimiento. Al ser consultado sobre el efecto que podría ocasionar este hecho, señaló que es peligroso. Agregó que bañarse en las contaminadas aguas, podría ocasionar comezón o ronchas en la piel y su ingesta, problemas estomacales.

Al respecto Brítez manifestó que cuando las aguas presentan ese tono verdoso, la gente no debe ingresar al sitio de ser posible.

Sin embargo, este domingo miles de personas se bañaron en las aguas, ante la falta total de letreros que adviertan sobre el efecto nocivo de las cianobacterias en la salud humana. Lo más grave, fue la cantidad de niños que se encontraban aplacando el intenso calor en el lago visiblemente contaminado, sin ningún tipo de supervisión para evitar la ingesta.

Brítez, quien también es funcionario de la Secretaría Nacional del Ambiente (SEAM), manifestó que posterior al “bloom” se rompen las paredes de las células y ahí es cuando se libera la cianotoxina. El ciclo de vida es corto, pero si estas condiciones climáticas se mantienen, se sucederían continuas floraciones.

Sobre la posibilidad de que el lago Ypacaraí pueda ser inhabilitado para usos recreativos, a pesar del peligro que representa para la salud, llamativamente el funcionario dijo que difícilmente se dé. “Desde hace dos años venimos observando estos ‘bloom’ en forma muy esporádica y puntual. Sostuvo que este hecho usualmente se dan por la mañana por las altas temperaturas pero desaparecen por las tardes”.

Agregó que están conversando con los técnicos de la Dirección General de Salud (DIGESA), para mantener en observación y en caso de mantenerse estas condiciones, ver que decisión tomar.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter