Registran 17 nuevos casos de COVID-19 y anuncian que se podría poner freno de mano o retroceder si las medidas sanitarias se relajan.

En conferencia de prensa para informar la evaluación de la primera semana de la fase 2 de la cuarentena inteligente, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, dio a conocer la preocupación que existe por la relajación de las medidas sanitarias en algunas zonas.

Mencionó que 912 muestras fueron procesadas, de las cuales 17 dieron positivo y estas representan 60% a la comunidad y 40% a albergues.

Mazzoleni indicó que en los últimos 2 días se han registrado 5 casos sin nexos y estos se han dado en las zonas de Central y Alto Paraná. Expresó que tienen una gran preocupación desde el área de salud porque han visto que en las últimas semanas hubo una relajación en el cumplimiento de los protocolos sanitarios y esto representa un peligro para el avance de las fases.

Recordó que la cuarentena inteligente está sujeta a los indicadores y si estos empiezan a alterarse de manera negativa, vamos a tener que poner el freno de mano o incluso retroceder.

“Es importante que haya control de las autoridades, pero lo más importante es el control ciudadano y seguir aferrados a lo que nos ha dado el éxito hasta ahora que es el distanciamiento físico, mascarillas, trabajo rotatorio en cuadrillas”, expresó.

Dijo que si bien hubo un leve repunte en los llamados al 154 de personas con uno o dos síntomas, siguen bastante estables los números. “El RO que es un factor de transmisibilidad se encuentra básicamente en los mismos números, puesto que no se ha movido mucho”, sostuvo.

Acciones a plantear

Así también, el secretario de Estado indicó que en los pliegos de bases y condiciones a partir de ahora se van a dar participación a empresas que no son tradicionalmente del rubro de salud. Esto es exclusivamente en el ámbito de equipos de protección individual y lo que tiene que ver con documentación y especificaciones técnicas. Aseguró que esto es para mejorar la competitividad y mejorar las capacidades de aprovisionamiento del Ministerio de Salud.

En cuanto a los sectores textil y metalúrgico, las empresas han avanzado y es inminente el otorgamiento del registro sanitario para lo que son las batas quirúrgicas, eso nos va a permitir en el mediano plazo poder hacer una provisión exclusivamente con materia prima y mano de obra nacional.

Lo mismo en el sector metalúrgico, que a partir de un prototipo que ahora tiene ya una cama acorde a los requerimientos de hospitales con 3 articulaciones, se planteará una modalidad de compra que se conoce como acuerdo nacional y eso significa que el Ministerio de Salud va a fijar un precio y una cantidad establecida. Las industrias que se acerquen y pongan esos insumos al precio que la cartera sanitaria ha establecido hasta alcanzar la cantidad, entonces se compra directamente.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter