Este martes representantes de gremios docentes tuvieron una reunión con el ministro de Hacienda, Santiago Peña y con el de Educación, Enrique Riera, para hablar acerca del aumento que solicitan los educadores, sin embargo no llegaron a un acuerdo, por lo que anunciaron que no iniciarán las clases y que irán a huelga.

Sobre el punto, el director de Asuntos Gremiales del Ministerio de Educación y Cultura, Humberto Ayala, reconoció que el derecho a la huelga es innegable, pero tiene las limitaciones que a pesar de ella se debe cumplir con el servicio público.

Señaló que los niños tienen que empezar las clases el próximo 23 de febrero, con o sin huelga, recordando que la educación es un servicio imprescindible que está garantizado por ley.

Explicó que el inconveniente surge a partir del veto del Ejecutivo al proyecto de presupuesto del 2017 que fue aprobado por el Congreso, donde se establecía un aumento del 10 y 15 por ciento para los maestros, que quedaron sin efecto, tras la determinación del presidente Cartes.

En ese sentido mencionó que la idea es continuar dialogando con los docentes para poder llegar a un acuerdo de tal forma a que los niños no se vean afectados.

Los docentes piden un incremento del 10 y 15 por ciento, en tanto que el Ministerio de Hacienda plantea un 7.7 por ciento, propuesta que es rechazada. Ambos sectores están abiertos a continuar con el diálogo.

 

 

 

Fuente Ip

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter