Finalmente, después de más de un año de que la presión mediática lo mantuviera en el puesto, el pasado 9 de febrero el profesional,quien era encargado de la Unidad de Salud Familiar de La Patria, localidad ubicada a 120 kilómetro de Mariscal Estigarribia en pleno Chaco Paraguayo, fue desvinculado.

«Lamento por este medio informar que fui descontratado como personal Médico de dicha unidad. Por motivos totalmente absurdos y ajeno a mi profesión como galeno. Ofrecíamos tratamiento de terapia intermedia, traumatológica, pediátrica, obstétrica y neonatal sin las condiciones apropiadas. No obstante el amor a la profesión y a la vida ajena logró hacer de lo adverso una solución satisfactoria.», expresó el médico en su posteo.

En el nosocomio se prestaban servicios de consultas, urgencias y emergencias médicas a comunidades de la zona y a los pueblos originarios Manjui, Ayoreo, y Guarani Ñandeva.

Morel había denunciado a través de la red social un caso de indígenas en mal estado de salud, con desnutrición severa, y casi olvidados por parte del Estado. En aquella ocasión solicitó la colaboración de todas las personas con alimentos no perecederos, ropas, calzados y medicamentos.

El doctor agregó que, para su sorpresa, en vez de recibir el apoyo de las autoridades, recibió amenazas, ya desde el 2015, de que no se renovaría el contrato. Incluso el mismo había sido desvinculado y por la presión mediática logró su recontratación.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter