Por una mochila, un joven de 16 años que salía de su colegio fue baleado por motochorros. Falleció en el Hospital de Ñemby.

El menor que terminaba sus estudios por la jornada, fue interceptado por sujetos que le dispararon para quitarle su mochila donde tenía guardado su celular y sus elementos escolares.

Rápidamente fue auxiliado por policías y fue remitido al Hospital de Ñemby donde lo ingresaron de urgencia al quirófano. Pese a que le atendieron los médicos más experimentados, según la directora del nosocomio, Cinthia Decoud, el pequeño murió. Era oriundo del barrio Mbocayaty de Ñemby.

El balazo afectó vasos sanguíneos importantes como la aorta torácica. El impacto no registró orificio de salida, y de acuerdo al escaso conocimiento de balística de los galenos, creen que fue un calibre 22.

“La bala quedó incrustada en la columna. Se le intentó reanimar, pero fue imposible apacigüar una lesión de esa magnitud”, indicó afligida e impotente Decoud para Noticias Paraguay.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter