Un miembro del clan Rotela fue recapturado en inmediaciones del penal de Tacumbú, luego de que se fugara «disfrazado de mujer» este domingo. Se trata de la misma persona que tenía las llaves de las esposas cuando acudió a un juicio oral.

La fuga del miembro del clan Rotela, César Ramón Ortiz Sosa, y posterior captura por parte de la Policía Nacional en inmediaciones del penal de Tacumbú, se registró este domingo, según informaron desde el Ministerio de Justicia.

El preso de 36 años salió del penal a las 14:00 y posteriormente fue recapturado por agentes de la Policía Nacional y derivado a una sede policial, hecho que molestó a internos del clan Rotela, quienes se encuentran manifestándose y reclamando a los gritos en el interior del penal.

Desde el Ministerio de Justicia descartan en principio que se trate de un motín y señalaron que los presos están pidiendo el regreso del interno a la penitenciaría.

Ortiz se encuentra privado de libertad desde hace tres años, nueve meses y 20 días por robo agravado, hurto especialmente grave y reducción.

El ministro de Justicia, Édgar Olmedo Silva, dispuso la apertura de una investigación interna a raíz de la fuga del interno y los agentes penitenciarios que prestaron servicio en el ingreso principal del penal en el horario de la fuga fueron apartados de sus funciones.

El hombre ya había sido noticia en el mes de marzo, luego de que en un control preventivo en el Palacio de Justicia, donde tenía que participar de un juicio oral, se descubriera que tenía las llaves de las esposas que le habían colocado.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter