A pesar de que los signos de normalidad están regresando en todo Estados Unidos, desde graduaciones en persona hasta celebraciones del Día de los Caídos sin mascarilla, los expertos advierten que el país debe redoblar sus esfuerzos para vacunar a más personas antes del 4 de julio.

Estados Unidos alcanzó su pico de vacunaciones diarias el 1 de abril, con más de 4,3 millones de personas vacunándose en un día, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC). Desde entonces, las cifras se han reducido a un promedio de 560.000 diarios durante la última semana.

El presidente, Joe Biden, ha pedido que el 70% de todos los adultos hayan recibido al menos una vacuna antes del 4 de julio. Pero un análisis reciente de CNN de los datos de los CDC encontró que Estados Unidos probablemente no alcanzará el objetivo hasta mediados o finales de julio.

El Dr. Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown, está de acuerdo en que el país no está en camino de alcanzar el hito. «Así que tenemos que redoblar nuestros esfuerzos», le dijo a Jake Tapper de CNN. «Los estados realmente tienen que acelerar el ritmo. Si seguimos en el status quo, no creo que lleguemos a ese 70% para el 4 de julio».

Los líderes estatales han ofrecido incentivos que van desde cerveza gratis hasta boletos de lotería para alentar a más personas a vacunarse.

Los datos de los CDC muestran que el 63,7% de los estadounidenses han recibido su primera dosis de vacuna, pero los malentendidos sobre los peligros de la transmisión y la necesidad de vacunas podrían poner en riesgo a más personas, dijo Jha.

«Entiendo que en el corto plazo podemos seguir como estamos, teniendo tasas de vacunación lentas», explicó. «Pero esas personas son realmente vulnerables, una vez que tengamos más variantes circulando en Estados Unidos, de volver a infectarse y potencialmente enfermarse gravemente».

Los datos de los CDC muestran que aproximadamente uno de cada tres estadounidenses se infectó con covid-19 durante el curso de la pandemia.

Pero si bien las personas que han sido infectadas pueden pensar que ahora tienen inmunidad natural, es posible que no tengan en cuenta el peligro que representan las variantes, dijo Jha.

Los malentendidos en torno a las vacunas provocan vacilación

En Mississippi, el estado con la tasa de vacunación más baja del país, el gobernador ha atribuido la vacilación de los residentes a la idea de la inmunidad natural.

Los datos de los CDC muestran que menos del 45% de los adultos en el estado han recibido al menos una dosis de la vacuna y solo el 35,7% están completamente vacunados.

«Tenemos entre un millón de habitantes de Mississippi que tienen inmunidad natural y por eso hay muy, muy, poco virus en nuestro estado», dijo el gobernador Reeves a CNN el domingo.

Reeves y su esposa se han vacunado y dijo que cree que la vacuna es segura y eficaz. Sin embargo, el gobernador calificó el objetivo de Biden de «arbitrario» y dijo que los 320.000 habitantes de Mississippi que dieron positivo por el virus podrían tener inmunidad natural.

El gobernador dijo que el número de casos y las hospitalizaciones se han reducido significativamente en su estado, por lo que, aunque anima a las personas a vacunarse, siente que las personas tienen derecho a tomar sus propias decisiones.

«Este es un malentendido que desafortunadamente mucha gente tiene», dijo Jha. «Existe la idea de que si te has infectado, tienes inmunidad natural y no necesitas vacunarte. «No tengo ninguna duda al respecto de que una inmunidad inducida por vacuna es mucho más duradera y va a resistir mucho mejor contra las variantes», agregó.

Los CDC publicaron datos el lunes que mostraban que incluso las infecciones disruptivas raras –las personas que dan positivo por covid-19 a pesar de estar vacunadas– crean una respuesta más leve a la enfermedad.

Las personas que contrajeron infecciones «disruptivas» después de una o las dos dosis de la vacuna tenían un 40% menos de virus en sus cuerpos y tenían un 58% menos de probabilidades de tener fiebre. También pasaron dos días menos en la cama con covid-19 que los pacientes no vacunados, según el estudio.

«La única forma de estar protegido es vacunarse por completo», dijo Jha, y agregó que las personas deben recibir ambas dosis. «Por eso todos necesitan una segunda dosis».

Debate en curso sobre los pasaportes de las vacunas

Mientras los funcionarios presionan para aumentar las tasas de vacunación, se está gestando un debate sobre la prueba de la vacunación, con algunos líderes estatales diciendo que no la impondrán y otros la prohibirán rotundamente, a medida que muchos estadounidenses comienzan a viajar por primera vez desde la pandemia.

Nueva York fue el primer estado en emitir un pasaporte de vacuna digital utilizando la aplicación Excelsior Pass de IBM que muestra un código QR personalizado que verifica el estado de vacunación. La aplicación fue probada en juegos deportivos en marzo.

En abril, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el gobierno federal no emitirá un pasaporte de vacunas.

El lunes, el gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó un proyecto de ley que prohíbe a las empresas exigir a los clientes que presenten pruebas de que han sido vacunados.

«Texas está abierto al 100%», dijo Abbott cuando firmó el Proyecto de Ley del Senado 968. «Queremos asegurarnos de que tengan la libertad de ir a donde quieran sin límites».

Abbott dijo que «ninguna empresa o entidad gubernamental puede exigir que una persona proporcione un pasaporte de vacuna, o cualquier otra información sobre la vacuna como condición para recibir cualquier servicio o ingresar a cualquier lugar».

La firma de Abbott llegó el mismo día en que Carnival Cruise Line confirmó que reanudará sus operaciones en el puerto de Galveston en Texas el 3 de julio.

Carnival actualmente requiere prueba de vacunación como parte de su protocolo para los pasajeros.

«Estamos evaluando la legislación recientemente promulgada en Texas con respecto a la información sobre la vacunación», dijo la compañía. «La ley establece excepciones para cuando una empresa está implementando protocolos de covid de acuerdo con la ley federal que es consistente con nuestros planes para cumplir con las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC)».

Moderna dice que los niños de 5 años podrían recibir la vacuna para el otoño

Mientras tanto, las compañías farmacéuticas están avanzando en su investigación para expandir el acceso a las vacunas a edades más tempranas.

El lunes, el CEO de Moderna, Stéphane Bancel, dijo que su vacuna probablemente estará disponible para niños de hasta 5 años a principios del otoño.

«Creo que será a principios del otoño, solo porque tenemos que ir envejeciendo muy lenta y cuidadosamente», dijo Bancel en un evento organizado en la plataforma de redes sociales Clubhouse.

La vacuna de Pfizer-BioNTech ya ha sido aprobada para niños de 12 años y Moderna dijo que está probando su vacuna en niños de tan solo seis meses.

Bancel señaló que el proceso llevará tiempo ya que determina las dosis adecuadas para los niños pequeños. «Anticipamos los datos disponibles en el marco de tiempo de septiembre/octubre», dijo.

Sus comentarios se produjeron cuando una investigación en la revista JAMA Network Open mostró que los niños con afecciones de salud subyacentes tienen más probabilidades de ser hospitalizados o enfermarse gravemente de covid-19.

Los datos de 43.465 pacientes de covid-19 de 18 años o menos que visitaron un departamento de emergencias o fueron hospitalizados mostraron que aquellos con afecciones de salud subyacentes tenían más probabilidades de sufrir una enfermedad grave u hospitalización, con aproximadamente el 28,7% de todos los pacientes con afecciones de salud subyacentes.

Entre los 4.302 que fueron hospitalizados, más de 2.700, el 62,9%, tenían problemas de salud subyacentes, anotaron los investigadores.

Los pacientes con diabetes tipo 1 y obesidad fueron los más propensos a ser hospitalizados, mientras que los que nacieron prematuramente tenían más probabilidades de experimentar una enfermedad grave por covid-19, mostraron los datos.

El informe sugirió que esta información sea considerada como prioridades de vacunación y que se creen regulaciones.

Keith Allen, Lauren Mascarenhas, Jamiel Lynch y Nicollette Higgs de CNN contribuyeron a este informe.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter