Momentos de terror vivió una familia en un asalto que tuvo una duración de más de ocho horas, en el distrito de Yguazú, Departamento de Alto Paraná. Uno de los autores habría herido de forma accidental a la víctima y luego le dio un calmante para el dolor.

Cinco delincuentes encapuchados, todos con arma de fuego en mano, ingresaron alrededor de las 19:30 del martes en un domicilio ubicado en el kilómetro 45, a 3.000 metros de la ruta PY02, lado sur Monday, en el distrito de Yguazú, Departamento de Alto Paraná, para cometer un robo.

Según los datos, resultaron víctimas el ciudadano Luk Willans Ryuma Sugahara, de 25 años, quien sufrió una lesión en la pierna izquierda por disparo de arma de fuego; su concubina Nathalia Raquel Benítez Velázquez, de 24 años, y sus dos hijos menores de 4 y 7 años, informó Édgar Medina, periodista de Última Hora.

Otra de las víctimas es Fredy Argüello Ayala, de 33 años, capataz del lugar, quien manifestó a la Policía Nacional que su patrón salió de la vivienda a bordo de su camioneta, luego él salió para cerrar el portón cuando fue tomado por los hombres quienes lo ataron y esperaron que su patrón regrese a la casa.

Una vez que su patrón llegó al domicilio, introdujeron a todos en la sala en donde fueron mantenidos por ocho horas y media, mientras sacaban de la vivienda electrodomésticos, teléfonos celulares, una escopeta calibre 12, cuyos más datos se desconocen, y dinero en efectivo, monto a confirmar.

Según los investigadores, los delincuentes buscaban solo dinero, debido a que la familia tiene un silo en esa propiedad y en estos días entregaron tres cargas de semillas; sin embargo, no tenían con ellos el dinero de la venta.

Los hombres se tomaron su tiempo para buscar dinero, comieron los productos de la heladera. En un momento dado, uno de ellos acompañó a Luk Willans Ryuma Sugahara al sanitario, cuando salieron se dirigieron nuevamente a la sala y al sentarse se le habría disparado sin querer su arma de fuego, cuyo proyectil impactó en la víctima, a quien le ataron la pierna, e inclusive le dieron calmante para el dolor.

Finalmente, siendo las 04:00 aproximadamente, los desconocidos abandonaron el lugar y el hombre herido fue trasladado por un familiar hasta el Sanatorio Manuel Riveros de Ciudad del Este.

Los delincuentes se apoderaron de algunos celulares y electrodomésticos, que finalmente dejaron abandonados dentro de la propiedad.

Se convocó en el lugar a personal de Investigaciones Regional Juan León Mallorquín y de Criminalística. El hecho fue comunicado al fiscal de turno Miguel Alvarenga, de la Unidad Fiscal Penal N° 1 e interino de la Unidad Penal N° 2.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter