Un bombero de 16 años fue atacado a balazos por sujetos motorizados durante un asalto en Areguá. El menor presenta una lesión grave en la arteria.

Un joven de 16 años, aspirante de bombero voluntario, fue interceptado en horas de la madrugada de este lunes por presuntos motoasaltantes en Areguá.

El menor recibió un balazo en el muslo derecho, lo que lo produjo la factura del fémur. Fue trasladado inmediatamente hasta el Hospital del Trauma.

De acuerdo al reporte médico, presenta lesión grave que involucra arteria y vena. Debe ser sometido a una segunda cirugía. «El riesgo (de perder la pierna) siempre está, pero afortunadamente fue socorrido rápidamente», indicaron.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter