Murió el animador Gugu Liberato. Se cayó a unos cuatro metros de su casa en Orlando, se golpeó la cabeza y fue hospitalizado rápidamente con un traumatismo craneal, pero no pudo resistir. Contratado por TV Record, Gugu fue responsable de la presentación de los programas «Power Couple Brasil» y «Canta Comigo».

Poco después del accidente, una serie de informes indicaron que la condición del presentador era muy grave. Sin embargo, la oficina de prensa restó importancia al caso e incluso informó que Gugu estuvo «bajo observación durante 48 horas».

En una nota, el asesor del animador dijo que Gugu cayó accidentalmente mientras reparaba el aire acondicionado del ático. Remitido al hospital del Orlando Health Medical Center, permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), acompañado por el equipo médico local.

Según el comunicado, los exámenes iniciales mostraron hemorragia intracráneal y, durante la hospitalización, se encontró ausencia de actividad cerebral. La muerte cerebral fue confirmada por el Dr. Guilherme Lepski, un neurocirujano brasileño que se apresuró en ir  a los Estados Unidos. Debido a la gravedad de la afección, no fue posible realizar ningún procedimiento quirúrgico.

La oficina de prensa también declaró que la familia autorizó la donación de todos los órganos, siguiendo los deseos del presentador. Gugu Liberato deja tres hijos: João Augusto, de 18 años, y las gemelas Sofía y Marina de 15.

Antônio Augusto Moraes Liberato comenzó su carrera en los años 80 como una de las apuestas de Silvio Santos, dueño de SBT. Después de presentar programas más pequeños, logró su primer gran éxito con «Viva a noite» en 1984. Sin embargo, fue en la década de 1990, con «Domingo Legal», que el presentador se convirtió en uno de los grandes íconos de la televisión brasileña.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter