Dueña del súper dice que él le pidió sexo y ella se negó.

Tempranito llegó Rosalino Castel Gutiérres hasta el minimercado de Sulma A. R., de 49 años.

Eran las 8:30 de la mañana del viernes, cuando el repartidor de la distribuidora Romina estacionó su camión afuera.

Amablemente, la dueña del minimercado le dijo que no necesitaba nada, pero el distribuidor no pegó la vuelta.

Le preguntó si estaba sola. Ella respondió que sí y él lanzó una propuesta indecente. “Le dijo para tener relaciones sexuales y ante la negativa trató de hacerlo a la fuerza”, relató a EXTRA el suboficial Roque Bogado, ayudante de la comisaría 26 de Jesús de Tavarangue, Itapúa.

Ocurrió en el barrio San Miguel. En el forcejeo, la comerciante le exigió que se retire, pero el camionero le lanzó insultos y también golpes, según la denuncia. “Le dijo que es una mujer cualquiera y luego la golpeó”, señaló el uniformado. En un momento dado la víctima logró zafar y el hombre la persiguió.

“Ahí la señora sacó un arma de fuego que tenía guardado en el mostrador y le dijo que se vaya, pero el supuesto autor le dijo que si no tenía relaciones con él, su familia iba a sufrir las consecuencias”, detalló Bogado. Fue entonces que ella apretó el gatilloHerido el distribuidor se subió a su camión, huyó de la escena y fue hasta su casa para pedir auxilio a su hija, quien lo trasladó al hospital de Regional Encarnación donde fue sometido a una cirugía.

Hija de sospechoso denunció a doña

El oficial Bogado comentó a EXTRA que la hija de Rosalino también acudió hasta la comisaría 26. La joven denunció a la dueña del minisúper por intentar matar a su padre.Según la chica, su papá negó rotundamente haber intentado abusar de la doña. “Dijo que cuando llegó la señora le atendió mal y él le respondió, ahí sacó el arma y le disparó, supuestamente”, indicó el uniformado. El hecho quedó a cargo del fiscal de turno Francisco Martínez

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter