Luego de siete horas de una intensa intervención quirúrgica, médicos del Hospital Pediátrico Acosta Ñu habían dicho que el paciente se encontraba estable, sin embargo, confirmaron su fallecimiento poco antes de las 11.00 de este sábado.

«Después de pasar las primeras horas del post operatorio estable, el paciente trasplantado se fue deteriorando rápidamente con cuadro de hipertensión persistente, requiriendo cada vez más drogas, hasta que finalmente entró en un cuadro de shock refractario y termina falleciendo, a pesar del enorme esfuerzo de todo el equipo médico», reportó el profesional Marcos Melgarejo.
La noticia de que existía un donante compatible con Víctor fue dada a conocer a las 22.00 de este viernes y llenó de emoción a sus padres y a los médicos del Acosta Ñu. La cirugía se inició cerca de la medianoche y se extendió hasta las 7.00, aproximadamente, de este sábado.
Tras la larga intervención quirúrgica, Melgarejo, uno de los médicos que participó en la operación, habló con la prensa y sostuvo que el trasplante fue exitoso y que el niño se encontraba con un cuadro estable.
Sin embargo, adelantó que las 72 horas luego de la cirugía son claves luego de un procedimiento de riesgo, por lo que debían examinar el comportamiento del organismo del pequeño al recibir el órgano vital.
Víctor era oriundo de Misiones y hace 25 días estaba conectado al corazón artificial para seguir viviendo. El pequeño estaba internado en terapia intensiva en el Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu en espera de un trasplante de corazón. Debido a su gravedad, lideraba la lista de espera del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT) con prioridad cero.
«Él estuvo muy grave hace más de dos semanas, por lo que se le conectó al corazón artificial. Sus chances de vida eran bajas, por ello tuvimos que conectarlo. De todas las intervenciones que realizamos, Víctor es quien más tiempo tuvo el corazón artificial», había dicho el médico esta mañana.
 
INTERVENCIONES
Un total de 62 trasplantes se hicieron en lo que va del año, de los cuales solo dos son cardiacos, 27 de riñón, 1 de médula ósea, 30 de córneas, 2 de hígado. Desde el 2008 hasta la fecha se tienen registrados 1.090 trasplantes de órganos, destacó el doctor Hugo Espinoza, titular del INAT.
La lista de espera está conformada por 11 pacientes para trasplantes cardiacos; de los cuales 7 son niños, 70 para riñón, 1 para hígado, 49 para córneas, cifras muy variables, teniendo en cuenta que algunos pacientes fallecen mientras aguardan un donante, explicó. El fallecimiento suele darse sobre todo en cardiacos y de hígado, según expertos.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter