El tema no era algo nuevo, al menos para el Paraguay. El reportaje trataba sobre la zona donde se cultiva la marihuana que se distribuye a toda América Latina, incluida Argentina, que era el interés del equipo de Telefé.

Lograron entrevistas y hasta ingresaron a un campo de plantación de la droga. El reportaje debía continuar, pero su permanencia en el país se hizo insostenible.

La gente que los acogió en Pedro Juan Caballero recibió todo tipo de amenazas, incluido un video de los propios periodistas mientras hacían algunas tomas de la ciudad. «Malditos kurepas, hay que rajarles ¿y si los atropello casualmente?», decía parte del menaje que acompañaba al video grabado desde un vehículo a pocos metros de los extranjeros.

El último contacto que realizaron con su canal lo hicieron desde Brasil, a donde huyeron presurosamente temiendo por su vida. El video fue solo una de las amenazas, recibieron todo tipo de mensajes e inclusive llamadas en las que les advertían que podían pasar muy mal si continuaban con su trabajo.

Según el informe del medio argentino, de los 100.000 habitantes que tiene Pedro Juan Caballero, el 50 % tiene algún vínculo con la droga, y existen alrededor de 70.000 hectáreas con cultivos de marihuana.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter