En Capiatá, el pasado lunes se registró una peculiar situación generada por un niño. El mismo subió a lo más alto de un árbol de ingá y amenazó con tirarse, molesto porque su madre le sacó su videojuego. Afortunadamente gracias a la intervención de los bomberos voluntarios se lo pudo bajar.

Una discusión familiar se trasladó hasta el árbol de una plaza en Capiatá, donde un niño estuvo por varias horas en la copa, amenazando con tirarse. Esto movilizó a vecinos y a los bomberos voluntarios.

El “enojo” del niño se dio a consecuencia de que su madre le prohibió usar el teléfono celular, donde tenía sus videojuegos.

Al respecto, la psicóloga Carolina Rivarola, indicó que dentro de las familias se debe hablar sobre este tipo de adicciones en los niños. “De alguna manera, el videojuego afecta a funciones del sistema neuronal”, enfatizó

Asimismo, dijo que las actitudes o comportamientos que llaman la atención es cuando del fanatismo, pasan a una conducta compulsiva.

“También llama la atención cuando estos pierden habilidades sociales. Solo interactúan con sus amigos virtuales. La adicción es el problema. El ser dependiente de esa cosa (videojuegos) como algo placentero o de bienestar”, subrayó la profesional en charla con la 650 AM.

La psicóloga instó a que los padres pongan límites a los niños en todas las áreas.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter