Un supuesto robo de gallinas terminó en una tragedia. Walter y Gerónimo, dos hermanos que habían entrado supuestamente a robar a un gallinero, ubicado en el patio de una vivienda, en el barrio Santo Domingo, de Encarnación, murieron electrocutados al tocar un alambre electrificado que protegía el lugar.
Don Víctor Hugo, padre de las víctimas, lamentó lo sucedido y en conversación con los medios de prensa, pidió justicia para sus hijos. “No puede ser que por dos gallinas pongan cerco eléctrico, perdí a mis dos hijos por eso. Eso pio tiene ley, pregunto”, dijo.
“Al parecer (sus hijos) querían llevar dos gallinas, tocaron la electricidad y murieron. Por lo menos tenían que poner algún cartel”, agregó don Víctor, quien comentó que lastimosamente sus dos hijos tenían vicios y que eso les llevaba por el mal camino. “Ellos tenían vicios mbarete. Nosotros siempre le decimos a la Policía que si les pillan que le agarren y le lleven, pero ndovalei mbaevera los Policías, no hacen el trabajo que tienen que hacer”, sostuvo.
Comentó que ambos trabajaban con él en la labor de hacer empedrados. “Ellos trabajaban conmigo en hacer empedrados. Seguramente la mala junta le dijeron para hacer, hay llenos de gente que vende y consume en nuestro barrio y nadie hace nada”, agregó. A propósito hizo esta señora, tienen que tener permiso legal, no es agraciado, todos somos personas humanas, por dos gallinas puso (alambres electrificados)”, expresó.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter