Un hombre que logró ser padre tras haberse consagrado a la Virgen de los Milagros de Caacupé, peregrinará durante 11 días desde Edelira, Itapúa, hasta la Capital Espiritual para cumplir su promesa.

Se trata de Édgar Acosta, un hombre que reside en la Tercera Línea del distrito de Edelira, en el Departamento de Itapúa, y es un fiel creyente de la Virgen de Caacupé. Este 2022, por tercer año consecutivo, peregrinará desde su vivienda hasta la Capital Espiritual, en el Departamento de Cordillera.

El hombre tiene una conmovedora historia que lo motiva año tras año a cminar por más de 400 kilómetros, como una ofrenda para cumplir con la promesa que hizo para lograr formar una familia.

Según relató él mismo, por varios años habían intentado con su esposa tener un hijo, pero a causa de una complicación de salud que afecta a la mujer, no podía quedar embarazada, informaron a través de NPY

La pareja estuvo viviendo y trabajando por varios años en España, donde incluso llegaron a realizar tratamientos y reiteradas consultas para lograr tener un bebé, pero los médicos no les daban esperanzas.

Tras retornar a Paraguay, Édgar decidió encomendarse a la Virgen de los Milagros y prometió que si su esposa quedaba embarazada, iba a dejarse el cabello largo y que peregrinaría desde Edelira hasta la Basílica de Caacupé durante siete años.

Finalmente, la pareja ya logró tener dos hijos, por lo que el promesero comenzó a cumplir su promesa.

“Empezamos de nuevo con el camino para cumplir con mi promesa a la Virgencita de Caacupé para que mi esposa quede embarazada, ahora ya tengo dos hijos. En el primer viaje que hice llegué en 11 días por 411 kilómetros, así que gracias a todas las personas que nos ayudaron siempre y por sus oraciones”, expresa Édgar en un video realizado al inicio de su trayecto de este 2022, llevando a cuestas la imagen de la Virgen.

Una vez más, Édgar partió con sus amigos rumbo al Santuario Menor de Caacupé, donde pese al cansancio y a cualquier obstáculo del camino, espera llegar para agradecer a la Madre de todos los paraguayos por el milagro de haberle permitido ser papá.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter