El primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu amenazó con una “declaración diplomática de guerra” contra Nueva Zelanda si ese país apoyaba la resoluciòn del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre los asentamientos Israelíes en la Ribera Occidental y en el este de Jerusalén, según un funcionario con conocimiento de la conversación quien pidió no ser identificado debido a sensibilidades diplomáticas.

La conversación, que se llevó a cabo horas antes del voto en el Consejo de Seguridad el pasado viernes, fue entre Netanyahu y el ministro de Relaciones Exteriores de Nueva Zelanda Murray McCully, dijo el funcionario.

Nueva Zelanda fue uno de los cuatro países que presentaron la resolución. Netanyahu llamó a consultas al embajador israelí en Nueva Zelanda luego del voto.

Luego de que pasó la resolución, McCully envió un comunicado diciendo que “es un hecho triste que en lugar de avanzar en las conversaciones entre las partes, lo máximo que el Consejo de Seguridad sea capaz de lograr es intentar detener el debilitamiento adicional de la solución de dos Estados”.

Israel está reaccionando ante la aprobación de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad, que establece que sus asentamientos en la Ribera Occidental del Jordán “no tienen validez legal, que constituyen una violación flagrante del derecho internacional y un obstáculo importante para la visión de dos Estados, uno al lado del otro, en condiciones de paz y seguridad”.

 

El Consejo de Seguridad aprobó la resolución con 14 votos, con la abstención de Estados Unidos. Cuatro de los países no tienen embajadores permanentes en Israel.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter