Un hombre condenado por el secuestro exprés de una familia en el 2002, escapó en el 2006, escondido en un congelador. El miércoles lo recapturaron.

Richard Ramón Acosta de 47 años fue condenado a 13 años de cárcel por el secuestro de la familia Marecos Bogado en el año 2002 en San Lorenzo. Para que sean liberados se exigió el rescate de G. 100 millones y 1,5 kilos de oro

No obstante, en el 2006, este sujeto escapó mientras estaba en el interior de un congelador y desde esa fecha ya no se supo nada sobre él hasta este miércoles, 14 años después.

Acosta estaba en inmediaciones de una obra en Limpio al momento de ser detenido. Portaba una identidad, cuya autenticidad está siendo verificada.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter