Un recluso de Tacumbú falleció en el gimnasio de la penitenciaría por una supuesta muerte súbita, según los datos preliminares de los intervinientes.

Luis Miguel González, de 35 años, se encontraba supuestamente realizando ejercicios en el gimnasio del pabellón principal de Tacumbú cuando repentinamente se desplomó en el suelo sin signos de vida, según reportes de los intervinientes.

El hombre se encontraba recluido desde hace un año por robo agravado y no se encuentra registrado en ninguna facción criminal interna, ni tampoco se percataron de incidentes en el sitio.

Informes preliminares presumen que sea un caso de muerte súbita. Los agentes penitenciarios solicitaron la presencia del Ministerio Público. El fiscal de turno dispuso que el cuerpo sea llevado a la morgue judicial para la inspección correspondiente.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter