El exitoso procedimiento se llevó a cabo en un barrio del centro de Pedro Juan Caballero. El pequeño se encuentra sano y salvo en su vivienda, informó Noticias Paraguay.

El subcomandante Bartolomé Báez manifestó que el pequeño fue rescatado y desmintió la información de que el menor fue abandonado por sus captores en un camino vecinal.

La casa, donde se encontraba retenido el niño, era custodiado por una persona que fue detenida. Mayores detalles sobre la identidad de este sujeto se desconocen.

«Nuestra prioridad fue sacar al chico de la vivienda», expresó Báez para Noticias Paraguay.

Los captores exigieron la suma de 400.000 reales y la comunicación con los familiares de la víctima fue completamente en portugués.

Por su parte, el Subcomandante refirió que no se pagó ningún real para liberar a la criatura de 10 años.

El domingo, el niño fue secuestrado por delincuentes que ingresaron al domicilio del abuelo, ubicado también en Pedro Juan Caballero.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter