El Ministerio de Relaciones Exteriores respondió de forma oficial al Gobierno de Irán, que acusó a dos ministros paraguayos de recibir directrices de los EE.UU. y de Israel, en marco al caso del avión iraní con bandera venezolana

“La República del Paraguay es un país soberano e independiente desde 1811 y por tanto no acepta ni acata directivas, políticas o enfoques de Gobiernos extranjeros de ningún tipo”, menciona la nota de respuesta enviada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de nuestro país a la embajada iraní concurrente en Paraguay, que tiene su sede en Montevideo, Uruguay.

“La República del Paraguay y sus autoridades reiteran la voluntad de mantener las relaciones bilaterales con todos los países, incluyendo el Gobierno de la República Islámica de Irán, en un marco de respeto a los principios del derecho internacional, así como de nuestro orden interno, entre ellos la igualdad jurídica entre los Estados en la comunidad de las naciones, la autodeterminación de los pueblos, la condena a toda forma de dictadura, colonialismo, imperialismo, el respeto a los derechos humanos, la libertad religiosa e ideológica, la solidaridad y cooperación jurídica entre los Gobiernos para el combate al crimen trasnacional y a toda forma de violencia deliberada contra cualquier grupo humano”, agrega el texto difundido por ABC.

Finalmente, la nota refiere: “La República del Paraguay actúa y actuará en el caso referido por la Embajada de la República Islámica de Irán conforme a los principios y disposiciones constitucionales y legales antes mencionadas, al tiempo de considerar que en forma alguna ello debería repercutir en las amistosas relaciones bilaterales entre nuestros países”.

Esta respuesta es con relación a una nota enviada por el gobierno iraní días atrás, en marco al caso del polémico avión retenido en Argentina y su tripulación, entre los que se encuentran cinco iraníes y 14 venezolanos.

Reclamo de Irán

En el documento, Irán acusa a los ministros del Interior e Inteligencia, Federico González y Esteban Aquino respectivamente, de hacer declaraciones influenciados por los Estados Unidos y el régimen sionista.

La misma aeronave y 18 tripulantes pisaron suelo paraguayo en mayo pasado. Actualmente, todos están sujetos a investigación por supuestos vínculos con grupos terroristas.

Irán pidió además tomar medidas para acabar con la difusión de las acusaciones, que podrían afectar el relacionamiento entre Teherán y Asunción.

El ministro de la Secretaría Nacional de Inteligencia (SNI), Esteban Aquino, respondió a la nota de la República Islámica de Irán, en la que fue señalado como sionista, al igual que su colega el ministro González y advirtió que el conflicto con la tripulación iraní podría afectar el relacionamiento diplomático. Asimismo, advirtió que ningún tipo de amenaza podrá socavar los principios democráticos y el respeto a la vida de las personas, de acuerdo al informe de ABC.

Por su parte, el canciller Julio Cesar Arriol, afirmó que la respuesta de Paraguay al Gobierno de Irán, que acusó a dos funcionarios del Estado de responder con directrices de los Estados Unidos, fue diplomática pero firme.

El avión carguero estuvo en Paraguay del 13 al 16 de mayo y llevó cigarrillos de Tabacalera del Este SA (Tabesa), propiedad del expresidente Horacio Cartes, a Aruba.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter