La vacuna nacional rusa contra el Coronavirus, Sputnik V, será entregada a las clínicas a partir de la próxima semana, según ha declarado a Interfax Mikhail Murashko, ministro de Salud ruso.

El medicamento, aún en fase III, será utilizado con cerca de 40.000 personas, 10.000 de las cuales recibirán un placebo. Actualmente hay ya 5.000 personas que se han inscrito como voluntarias a participar en un proceso que durará 6 meses desde el día de la vacunación.

Esta semana comenzará la vacunación de aquellos voluntarios que participarán en la fase 3 de los ensayos clínicos, y en paralelo la semana que viene comenzarán las primeras entregas de la vacuna, pequeñas por ahora, porque se deben cumplir todos los intereses. Esta semana anunciaremos definitivamente todas las fechas”, declaró Murashko.

Recientemente, la revista The Lancet, ha publicado los resultados obtenidos tras las fases I y II de la vacuna. Según el medio científico, un 100% de los vacunados ha desarrollado una respuesta inmunitaria positiva e, incluso, el nivel de anticuerpos registrados es superior en 1,4 o 1,5 veces respecto al de pacientes recuperados de la Covid-19.

Sputnik V

Sputnik V fue registrada el 11 de agosto tras pasar en los meses anteriores los ensayos clínicos pertinentes. Su creación artificial hace que no presente ningún elemento del Coronavirus en su composición. Posee “un perfil de seguridad muy bueno al no reportarse efectos secundarios graves” y “el 100% de los voluntarios han desarrollado anticuerpos neutralizantes del virus”, según Denís Logunov, subdirector del departamento científico del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, donde se desarrolló el medicamento.

Versión para niños

Además, en las últimas horas el gobierno ruso ha confirmado que habrá un modelo de la vacuna Spitnik V para niños ya que la primera versión es para adultos a partir de los 18 años. Habrá dos categorías de vacunas: para adultos y para niños. Para estos últimos será más tenue”, dijo a Radio Sputnik el profesor Alexandr Butenko.

El científico reconoció que la dosis será inferior debido al peso de los niños. “Además, su sistema inmune puede ser menos desarrollado que el de una persona adulta. De todas formas, cualquier vacuna tiene grados diferentes para adultos y para niños”.