A más de una semana del golpe parlamentario, la ciudadanía no baja los brazos. Este domingo se realizó la junta de firmas en la ciudad de Limpio, desde tempranas horas.

Los antienmienda, quienes aseguran no pertenecer a ningún partido político y se reconocen como miembros de la sociedad civil, están en el centro mismo de la ciudad.

Otro grupo los acompaña con carteles contra la enmienda y el NO en rojo sangre que ya se volvió un símbolo de lucha para evitar la reelección por esta vía.

«No a la dictadura, no a la reelección vía enmienda, no a la forma en la que lo están haciendo estos senadores», dijo uno de los manifestantes.

Añadió que el pueblo está cansado de la forma en que actúan los actores principales de la política en el país. «Basta del autoritarismo», pidieron.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter