Producto de la tormenta del 1º de octubre de este año 2017 derribó,  las tejas de las torres de la Iglesia histórica de San José, y gran cantidad de las enormes tejas que data del inicio de la construcción edificada en honor al patrono de la comunidad San José.

La lluvia traspasa las paredes de barro petrificada  del antiguo templo parroquial de la localidad y de no ser reparada con urgencia corre el serio riesgo que se desplome, se escucharon en la voz de muchos sanjosianos, por la situación de la afectación producida por la fuerte tormenta del  de octubre pasado.
Historial de la construcción del antiguo templo de San José de los Arroyos

Según el Arquitecto Ramón Gutiérrez, quien resalta en su libro denominada  “Evolución urbanística y arquitectónica del Paraguay”: en 1855 fue construido el templo de San José de los Arroyos con 10 lances y un cupial que servía de sacristía”. “El frente estaba al oeste con 20 varas de largo ‘de corredor a corredor’ y con tres puertas. (Una vara equivale a 0.86 centímetros). “La estructura era de ‘madera consistente’ y cubiertas de tejas con un perímetro interior de 56-1/2 x 13 varas”. La galería perimetral tenía ‘guarnecidos los corredores con baranda’ y cercana al templo se erigía una torre de madera que servía de campanario”. Considera en su relato, como una de las pocas obras religiosas del periodo de Carlos Antonio López que se resuelve sin fachada de material”, acota

En junio del año 2004, se inició con los proyectos de restauración  con motivo de los 150 años de vida de este templo, siendo  el Cura párroco de ese momento, el  Presbítero Patricio Ruíz, quien acompañado por   la Asociación Social y Cultural San José  recurrieron ante la instancia del MOPC para la restauración del aspecto original urbanístico exterior y la reposición de su aspecto interior del templo de San José de los Arroyos, proyecto que se habría concretado, siendo titular en ese entonces José Alberto Alderete Rodríguez, oriundo de la comunidad sanjosiana.

El templo de San José, originariamente contaba con galería periférica, era con circunvalación (corredor jeré), pero  interrumpida por dos torres que fueron agregadas a la fachada frontal. Para la construcción de las mismas fueron demolidos los tejámenes y puestas canaletas embutidas, que por efecto de la  construcción, se encuentran hoy días en total estado  deterioro.

 

José Nicanor Franco Alderete, conocido por su alto espíritu católico en la comunidad, manifestó su contento por la unidad de las familias sanjosianas locales y residentes en Asunción y el Alto Paraná, quienes están ya iniciando con la campaña de colectas de manera a que se inicien de inmediatos los trabajos de reparación del enorme y antíquisimo templo de la ciudad.

Según Franco Alderete, urge el inicio de los trabajos mejoramientos, debido que con las aguas de lluvias pone en serio peligro la antigua estructura del templo parroquial, con más de 160 años de vida religiosa.

 

El antiguo templo de la comunidad de San José de los Arroyos, construido en el año 1855, durante el gobierno de Don Carlos Antonio López, también severamente fue afectado por el tornado del 1 de octubre pasado.   

 

 

 

(Por: Néstor Ojeda Mendoza).- 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter