El Consejo Nacional de Presidentes de Seccionales Coloradas del país respaldó ayer la intervención de municipalidades administradas por opositores. De esta forma se alinean a uno de los objetivos de la “operación cicatriz”.En un comunicado de confusa redacción, el grupo de presidentes de seccionales coloradas, presidido por Édgar López y quese reunió ayer en la sede central de su partido, señala que luego de un “objetivo debate” (sic) sobre los pedidos de
intervenciones de varios municipios, concluyen que ese es justamente el mecanismo y herramienta constitucional para el esclarecimiento de los múltiples hechos denunciados.
Estos dirigentes de base solicitan a la Comisión Ejecutiva de la ANR que, por los conductos correspondientes, recomiende a los diputados colorados que se pronuncien “a favor de las intervenciones de municipios que así lo ameriten”.
En otro párrafo, los seccionaleros del Partido Colorado, varios de cuyos legisladores en el Congreso están procesados porhechos de corrupción, afirman que sostienen “una vez más el compromiso de la transparencia”.
Apuntan además que, “considerando la Concordia reinante entre la gran mayoría de los correligionarios, instamos en tono de ruego la Unificación de las Bancadas (de ANR) dentro del Congreso”.
“Positivismo”“En consecuencia, reivindicar el positivismo Colorado (sic) que redundará en el fortalecimiento institucional Partidario y así también robustecerá la conducción de este Gobierno Nacional Colorado”, dice el pronunciamiento. La nota culmina con queestán “respaldados en la mítica frase (sic) el que nada debe, nada teme”.
En la reunión estuvieron, además de López, Mauricio Espínola, seccionalero y secretario privado del presidente de la
República, Mario Abdo Benítez, así como los presidentes de consejos de 17 departamentos del país.
Espínola presentó luego en conferencia de prensa a varios concejales de municipios donde se solicitó la intervención. Estos ediles, en su totalidad, manifestaron que los pedidos de intervención se fundamentan en graves hechos de corrupción y aseguraron que no hay persecución política a ningún intendente. Insistieron en que existen casos de corrupción.
Edgar López citó el caso de la Municipalidad de Pedro Juan Caballero, para el cual, según dice, piden un cuidado especial por la vida de los diputados cuando se estudie su situación y de los demás municipios fronterizos, ya que argumenta que el vehículo de un edil y presidente de seccional de Pedro Juan fue baleado.
Reacción ante la unidad opositora La actitud de los seccionaleros del Partido Colorado es una reacción a la unidad de las bancadas de la oposición en la Cámara de Senadores. Los legisladores opositores denunciaron un plan orquestado en el Partido Colorado para intervenir y destituir a intendentes de Municipios que estén presididos por representantes de la oposición. Cuando en julio de 2016 la Cámara de Diputados trató la intervención de la administración de Sandra McLeod en Ciudad del Este, los colorados se abroquelaron y lo evitaron sin acordarse de lo que ahora señalan como un principio, la transparencia. Dos años después, una catarata de denuncias obligó a que se decida la intervención de la Comuna esteña, con el respaldo de votos del abdismo.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter