La Cámara de Senadores rechazó el proyecto de ley que buscaba mantener el “horario de verano” -ahora vigente- durante todo el año. La propuesta impulsada por los diputados fue descartada por los senadores quienes alegaron cuestiones de seguridad, mayor carga al servicio de provisión de electricidad y disminución del tiempo de trabajo en el campo, para rechazar el proyecto. El documento vuelve ahora a la Cámara de origen.

Los senadores rechazaron el proyecto de ley “Que establece el horario oficial en la República del Paraguay” que contaba con media sanción de la Cámara de Diputados.
Según explicaron los senadores, mantener el horario de verano generaría varios problemas en diversos sectores. Uno de ellos sería la inseguridad, dado que los delincuentes aprovechan la oscuridad para cometer sus delitos.
También señalaron que durante el invierno, al oscurecer más temprano, los labriegos perderían horas con iluminación natural para trabajar en la tierra.

De igual forma, mencionaron que sostener un solo horario durante el año puede afectar el inicio normal de las actividades, como el traslado de personas a sus lugares de trabajo, instituciones educativas y otros.
En otro punto, hablaron de que si no se da el cambio de horario habitual al inicio del otoño y al inicio de la primavera, la Administración Nacional de Electricidad (Ande) tendrá una recarga en su sistema de distribución de electricidad, ya que deberá abastecer de energía en horarios donde habitualmente se tiene luz natural. Cumplir con esta demanda de energía requerirá una inversión que actualmente es imposible costear.
Con esta resolución de la Cámara Alta la propuesta -que busca que se adopte el horario de verano (GMT-3, tres horas antes del ‘Greenwich Mean Time’ u Hora del Meridiano de Greenwich) como el huso horario oficial en nuestro país durante los doce meses- pasa de vuelta a la Cámara de Diputados.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter