La Cámara de Senadores decidió enviar al archivo el proyecto ley de insolvencia, que despertó polémica en la ciudadanía debido al mecanismo exprés de liquidación de bienes de los deudores.

Los senadores realizaron este jueves una sesión extraordinaria para tratar rápidamente el polémico proyecto de ley de insolvencia, que fue remitido por el Poder Ejecutivo con el fin de actualizar la ley de quiebras de 1969.

Numerosas críticas surgieron con relación al documento tras una aprobación inicial de la Cámara Alta. Ante esa situación, los diputados resolvieron rechazar el texto, por lo que pasó nuevamente al Senado.

Sin mucho debate ni análisis, los senadores esta vez resolvieron, en menos de 15 minutos, enviar al archivo el mencionado proyecto de ley, para dar mayor tranquilidad a la ciudadanía.

La normativa despertó las críticas de varios gremios empresariales y sociales en los últimos días debido a eventuales exigencias en detrimento de los deudores, con mecanismos rápidos de liquidación de bienes en favor de los acreedores.

Desirée Masi, del Partido Democrático Progresista (PDP), apoyó la aceptación del rechazo y en la misma posición se pronunciaron otros legisladores como los colorados Martín Arévalos y Juan Darío Monges y liberal Enrique Salyn Buzarquis.

Fernando Silva Faceti, otro de los legisladores, criticó que se haya generado mucha desinformación al respecto.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter