Queremos buenos administradores, donde el sello del político sea el servicio y la integridad. Si la gran mayoría anhelamos estas características para nuestro país ¿Por qué no lo podemos alcanzar?

Con algunos ejemplos compartiré con ustedes mi opinión. En nuestro país el 96,9% son cristianos les gusta: la misa, los cantos religiosos, los sermones, leer la biblia, inclusive les gusta usar alguna medalla o identificación de algún santo; pero no todos viven lo que profesan, solo lo hace una minoría, la gran mayoría solo le gusta.

Otro ejemplo: cuando alguien alza una publicación buscando ayuda para un indigente, ya sea alimentos o ropas, vemos que tiene una gran aceptación:1000 me gusta; pero solo algunos pocos comentarios que dicen: Yo voy a donar una frazada te llevo mañana y otro comentario: Yo voy a donar cinco kilos de harina.

En estos dos ejemplos encontramos dos grupos de personas: los que simpatizan y los comprometidos. Si realmente queremos un mejor país y dejar una herencia con valores buenos a nuestros hijos, necesitamos de un  mayor número de personas comprometidas. El que se compromete se involucra,  ve al país no solo con sentimientos sino también con razonamiento, no apuesta al azar o al destino, sino que con la libertad de decidir forja su mismo destino porque sabe lo que desea para su comunidad.

El simpatizante es aquél que solo es observador de los acontecimientos sociales.  Ser simpatizante no produce el cambio que todos queremos, inclusive el mismo simpatizante quiere el cambio, pero no se da cuenta que solo con querer no se puede. Al contrario su forma de ser superficial, de no identificarse, de no pelear por el bien de todos, solo beneficia a unos pocos que se apoderan de todo lo que pueden sin intención de compartirlo.

El comprometido es aquél que camina en la senda de la excelencia, siempre dando un poco más de lo que le piden o es su obligación. Él sabe que es un artífice,constructor en pos de la nación, de su comunidad y sobre todo escribe con tinta de verdad el destino de su familia.

Si deseas un mejor país, un mejor departamento:“tu compromiso lo puede lograr”.

 

 

OPINIÓN POR: DR. DANIEL VERA BÁEZ – CORONEL OVIEDO 

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter