La cuarta maratónica jornada del estudio del libelo acusatorio contra la fiscala General del Estado Sandra Quiñónez volvió a ser interrumpida por un nuevo pedido de cuarto intermedio al no tener los votos suficientes. Mañana a las 14:00 se retomará la sesión con el tratamiento del noveno punto.

Los diputados oficialistas y opositores con más ataques personales que jurídicos no pudieron avanzar más allá del punto ocho del libelo que era el tema Metrobús. Cuando se cumplían cuatro horas de las sesión se llamó a un cuarto intermedio de 20 minutos pedido por el bloque liberal que ya quería llevar adelante la votación, pero al regreso al recinto se decidió por mayoría llamar a un cuarto intermedio que proseguirá mañana.

Al no tener los votos necesarios para aprobar el juicio político se volvió a posponer la sesión en la que el diputado Édgar Ortiz ya había adelantado que hoy no se votaría ya que con hacerlo se terminaría el circo.

El diputado Roberto González pidió que se llama a un aplazamiento “sine díe” para tomer retomar el caso en cualquier momento. Finalmente se dio una pausa de 20 minutos.

La larga sesión de hoy estuvo una vez más marcada por ataques al movimiento Honor Colorado y es por eso que el diputado Basilio Núñez dijo que este caso no es un juicio político sino un juicio electoral, haciendo alusión que tratan de perjudicar en el campo electoral a su movimiento usando a la fiscala Sandra Quiñónez como excusa.

El libelo acusatorio se viene tratando desde el domingo de 24 de julio y al final cuando se pide que se lleve a votación el caso los oficialistas y opositores piden un cuarto intermedio al no tener los 53 votos que necesitan. De esta manera se vienen postergando temas realmente importantes para la ciudadanía mientras se trata de llevar a juicio político a la fiscala general a sabiendas que no tienen los votos suficientes.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter