«Ahora lo importante es reafirmar junto con mis compañeros, que nuestra prioridad son y seguirán siendo cada una de las familias que venimos atendiendo, vamos a hacer los que que haya que hacer para seguir a su lado», afirmó Andrés Silva, director ejecutivo de Teletón, con voz entrecortada por tener que dar la mala noticia.

«Estoy seguro que mucha gente se va a ir acercando, porque vamos a necesitar como nunca del esfuerzo de todos», remarcó, como un énfasis implícito al eslogan de la campaña este año, que era «Podemos más».

En los corte dado poco después de las 20:00 y 21:00 horas respectivamente, las cifras se mostraban bajas, y representaban un desafío enorme para los interesados en ayudar.

La lluvia desde primeras horas no colaboró con un buen arranque, pese a que los voluntarios pusieron a «mal tiempo buena cara» e hicieron llegar a todo el país las alcancías.

Pasadas las 22:00, el panorama se mostraba un tanto más alentador, aunque sigue siendo un desafío apremiante, ya que a cada hora se acerca el cierre de la jornada de donaciones y cientas de empresas también ya fueron sumado sus aportes, aunque el monto recaudado aún es insuficientes, pero ante lo cual no hay que decaer y refuerza el lema de este años, «podemos más».

A una hora de la medianoche, aún faltaban cerca de G. 4000 millones para llegar a la meta, monto que es fundamental para sostener los centros de rehabilitación de la fundación Teletón en varios puntos del país. A las 00:00, el monto subió apenas unos G. 300 millones, a la falta de cada vez menos tiempo para el cierre de la jornada. Recién a las 0:30 se logró sobrepasar la barrera de los G. 12.000 millones, pero aún faltaban cerca de G. 3.000 millones para la meta.

El penúltimo reporte, dado a las 0:30 daba aún una diferencia de casi  G. 2.000 millones, en el ocaso de una noche cargada de testimonios y un tremendo esfuerzo de miles de personas para llegar a la meta.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter