La cachorra de yaguareté Tosã será sometida este sábado a una cirugía para corregir la pata fracturada tras ser atropellada en el Chaco.

El Refugio Silvestre Urutaú informó a través de su red social Twitter que Tosã ya está en condiciones de ser sometida a una intervención quirúrgica de fractura fisaria en húmero, para corregir la pata que tiene fracturada.

Menciona que ella se encuentra fuerte y estable y que este sábado realizarán este procedimiento tan importante para lograr su recuperación total.

La felina fue bautizada con un nombre en guaraní que significa «resistencia». Los internautas lo eligieron tras una votación en las redes sociales que organizó el propio refugio.

Su historia tocó el corazón de muchos, que a diario están pendientes de los reportes evolutivos sobre su condición de salud.

El animal recibió intensos cuidados y poco a poco fue cobrando fuerza. A Tosã le retiraron el suero que la mantenía hidratada y posteriormente comenzó a alimentarse por sí sola.

El Refugio Urutaú seguirá monitoreando en forma constante su desarrollo hasta lograr la recuperación total del animal.

El año pasado, la organización WWF Paraguay realizó un monitoreo poblacional de los yaguaretés en el que solo se encontraron 102 individuos en el Bosque Atlántico del Alto Paraná, que comprende parte de los territorios de Brasil, Argentina y Paraguay.

En el informe señalan la presión de caza del yaguareté y sus presas, la deforestación y fragmentación del bosque, y los atropellamientos en rutas y caminos, como las principales razones que amenazan a la especie.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter