El aborto en Colombia es permitido en tres casos: cuando peligra la vida o la salud de la madre, cuando se presenta malformación del feto incompatible con la vida o cuando el embarazo es producto de abuso, violación, incesto, transferencia de óvulo o inseminación no consentida.

Angie Palta, una mujer residente en Popayán en el departamento del Cauca, interrumpió su embarazo de manera legal tras siete meses de gestación porque asegura no sentirse preparada psicológicamente para dar a luz.

Antes de realizarse el aborto, Palta conversó con la radio Super Popayán. Explicó que la relación con su pareja no es buena y que nunca quiso tener un bebé.

“Cuando nos enteramos, a mí alegría no me dio” dijo Palta y contó que muchas veces no se realizó chequeos médicos, “no, no quería, no quiero y no me siento preparada” explicó.

“No me siento capaz por nada del mundo, por más que lo he pensado y he tenido terapias, créame que no”, afirmó Palta.

CNN intentó contactar a Palta sin éxito.

Tras evaluaciones psicológicas, la interrupción voluntaria de su embarazo fue autorizado por una clínica bajo el aval del Gobierno y Profamilia, organización que provee servicios de salud reproductivos, y se realizó el aborto.

La decisión de Palta desató polémica, especialmente en redes sociales donde fue criticada por usuarios en contra del aborto, en su mayoría, debido al avanzado estado de gestación

 

Fuente: CNN ESPAÑOL

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter