El hecho ocurrió en el domicilio de Faustino Noguera Ojeda, viudo de 79 años, quien también es propietario del animal que responde al nombre de “Tony”. La victima es Benjamín Daniel Rivarola Martínez, menor de 2 años, hijo de Mariela Janette Martínez, de 32 años, y de Pablo Daniel Rivarola , domiciliados en Villa Elisa y Ñemby respectivamente.

Según la versión dada a la Policía, el niño que se encontraba con varias personas y entre ellas su madre. En un momento dado entró debajo de una mesa donde habría tocado el hocico del animal, que reaccionó mordiéndole en el cuello. Fue auxiliado, pero ya llegó sin signo de vida en el hospital distrital de Quiindy. La familia solo estaba de vista en el lugar para pasar el domingo.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter