La Fiscalía imputó a una adolescente de 14 años por robo agravado y homicidio doloso por el caso del asesinato de un vendedor de chipas en inmediaciones del mercado de Abasto en la mañana del lunes.

Aparentemente la joven sería quien dio la mortal puñalada al trabajador, quien se encontraba en una parada aguardando por un bus tras terminar su jornada laboral.

La joven habría participado en compañía de otro joven de 22 años, quien a la fecha se encuentra prófugo.

El fiscal del caso solicitó la internación en un centro de desintoxicación de la joven, esto por su situación de vulnerabilidad en la que se encuentra. Aparte, la joven se expone hasta 8 años de cárcel si es encontrada culpable del crimen.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter