Se trata de Pablo José Goncálvez Gallareta, de 47 años, catalogado por la prensa charrúa como el «primer asesino serial de Uruguay», quien obtuvo su libertad en su país en junio del 2016.

Según fuentes paraguayas, efectivamente, el citado Goncálvez está recluido hace dos semanas en la citada penitenciaría y cayó preso por posesión de cocaína y portación de arma de fuego.

Su detención se habría producido en Saltos del Guairá, el pasado 8 de junio. Luego, el 14 de junio, el juez Mario Brítez Ruiz Díaz dispuso su traslado a la penitenciaría de Coronel Oviedo.

En la fecha, la información se filtró a medios uruguayos e, inmediatamente, las redes sociales con presencia de usuarios de ese país hirvieron con la información.

ANTECEDENTES

Según crónicas de la época, Pablo Goncálvez perpetró los crímenes mencionados entre 1991 y febrero de 1993.

Los asesinatos desataron una ola de terror en Uruguay. Luego, el propio Goncálvez confesó ser el autor de los homicidios.

Fue preso, juzgado y condenado a 30 años de cárcel, la mayor pena prevista en el código penal uruguayo.

Tras lograr reducir su pena por buena conducta, y tras cumplir 23 años de penitenciaría, Goncálvez salió en libertad en junio de 2016. Tenía 46 años de edad.

Su rastro se perdió desde entonces hasta que, ahora, saltó la información de su detención.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter