Sabdul-Hamid Alyousef carga a sus bebés gemelos muertos tras el ataque químico en Siria. / Imagen de internet

Sabdul Hamid Alyousef no sólo perdió a sus dos bebés de 9 meses. En el ataque murieron su esposa, dos hermanos y tres sobrinos

Abdel Hameed Alyousef no sólo perdió a sus dos niños, también a su esposa y a dos hermanos, dos sobrinos y una sobrina, en el ataque del martes, presumiblemente con armas químicas, en el poblado de Jan Sheijun, la pequeña localidad controlada por rebeldes y yihadistas en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, donde murieron al menos 86 personas, entre ellos 20 niños.

Cuando el bombardeo ocurrió, «estaba con ellos y los saqué de la casa junto con su madre», relató a los medios Alyousef, un comerciante de 29 años de edad. «Estaban conscientes al principio, pero 10 minutos después percibimos el olor». Los gemelos y su esposa, Dalal Ahmed, empezaron a sentirse mal.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter