Alliana, en conferencia de prensa celebrada en Mburuvicha Róga, fue consultado por los medios acerca del asesinato que se produjo en plena zona residencial del país. El político se aferró al discurso de condenar con mayor énfasis la postura de partidos políticos.

«Creo que hace un mes se estaba allanando esa misma casa. Eso demuestra que se le daba un seguimiento a esa gente. Lamentamos la miserable utilización del cuerpo de un niño por parte de políticos, de presidentes de un partido, para buscar réditos políticos», dijo.

El diputado recalcó que en el gobierno de Lugo y Federico Franco hubo 993 asesinatos por sicariatos, mientras que en el de Cartes hubo 629, «una baja considerable», señaló.

Tras la insistencia de los medios, el referente del oficialismo admitió que «hay cuestiones que mejorar y que se está haciendo lo humanamente posible».

Este discurso coincide con la postura del ministro del Interior, Lorenzo Lezcano, quien en conferencia de prensa inició cuestionando a los adversarios políticos que quisieron sacar rédito del último crimen que enlutó a todo un país. El titular de la cartera de seguridad habló de cosas para mejorar, pero sin dejar de destacar los avances.

La Asociación Nacional Republicana emitió un comunicado por medio del cual lamentó la muerte de un niño inocente, pero deslindó responsabilidad como partido gobernante refiriendo que es un «crimen transnacional y circunstancial».

El partido repudió el hecho y solicitó al Gobierno poner los recursos necesarios para el esclarecimiento. Sin embargo, destacó que la gestión combate de manera dura y valiente al narcotráfico. Afirman que los resultados son superiores a los de las anteriores administraciones.

El presidente de la República no emitió ningún tipo de opinión ni comunicado tras el atentado que se produjo en Asunción, donde un niño murió, así como su padre. El atentado estaría ligado a la guerra por el territorio narco.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter